viernes, 26 de marzo de 2010

¿Le importaría explicarme como funciona este libro?


Una de las fases más importantes de la edición digital es el diseño interactivo. En ella se decide la forma en que el usuario va a interactuar con el sistema para conseguir la información que necesita. El diseño ideal es aquel que el usuario sabe utilizar sin que tengamos que explicárselo.

Los editores de papel se ahorran esta tarea. La gente sabe como leer un libro, abriéndolo, y pasando las hojas una por una. No es necesario un servicio de atención al usuario, como el que plantean en este video:



Pero no os riais del manual de instrucciones que le dan al monje al final del video. Los libros electrónicos han venido a complicar la vida a todos los editores por igual. Si estáis pensando en explotar las posibilidades de interacción que ofrecen los ebooks debéis que tener en cuenta que algunas cosas tan sencillas como encontrar el índice o leer una nota a final del libro pueden ser más complicadas de lo que parecen.

Y dada la poca experiencia de los usuarios actuales algunos editores, como los de esta Biblia, prefieren añadir una página de ayuda (cual vulgar programa informático) antes que perder alguna oveja entre hipervínculo e hipervínculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada